solar térmica

La transformación de energía solar en agua caliente constituye la aplicación más simple y eficaz de aprovechamiento solar.

Su uso más habitual es la producción de agua caliente sanitaria para la vivienda, aunque también para campings, instalaciones deportivas, centros comerciales, piscinas y cualquier proceso que necesite agua caliente a distintas temperaturas.

¿Cuándo resulta más interesante?

La energía solar térmica resulta de verdad interesante cuando el consumo de energía es continuado, y más aún si se intensifica en la temporada estival.

Otra aplicación a tener muy en cuenta es la calefacción interestacional, que consiste en captar la mayor cantidad de energía posible durante el verano y acumularla para poder utilizarla durante los meses de invierno para la calefacción y agua caliente sanitaria. Con un buen dimensionamiento y estudio energético de la demanda de la vivienda, podemos llegar a plantear una instalación completamente autónoma.

La experiencia de Entramados en la instalación y el mantenimiento de instalaciones solares térmicas, junto con un estudio en detalle de la demanda y la captación solar, aseguran el funcionamiento correcto de la instalación solar.

En Entramados nos comprometemos a trabajar con unos valores sólidos que suponen un beneficio añadido. Conoce nuestros valores.